fbpx

Atiende a tus emociones este otoño.

Es época de cambios, y más ahora desde que la COVID-19 se ha instaurado en nuestras vidas. En esta “nueva normalidad”, donde seguimos con los ritmos frenéticos del trabajo, colegio, familia, etc., es lógico que nos sintamos más vulnerables tanto en el terreno físico como en el emocional. Bien es cierto que nos han enseñado que tenemos que cuidar nuestro cuerpo, pero no debemos descuidar nuestras emociones ya que, sin ese equilibrio cuerpo-mente, nuestro estado de salud nunca será óptimo.

A todo esto le tenemos que sumar la llegada del otoño, y los trastornos afectivos que suceden en este cambio estacional. Pero ¿qué es lo que realmente ocurre?

Un estudio de la Universidad de Mánchester determinó que uno de los factores que hacen que se produzcan algunos cambios anímicos en otoño es la disminución de melatonina y serotonina. Los niveles más bajos de lo normal en estas hormonas se deben principalmente porque la exposición a la luz, al Sol, es menor que en verano o primavera.

La consecuencia de ello no es otra que la aparición de síntomas como tristeza, irritabilidad, e incluso depresión; además de una desregulación de los ciclos del sueño.

Está en nuestra mano ser conscientes de ello para poder estar preparados y poner remedio a estos desequilibrios.

Desde Hiranyagarba siempre intentamos promover una actitud consciente hacia cualquier alteración que se produzca en nuestras vidas. Así que una buena manera de hacer frente a estos cambios es aprovechar las horas de sol para hacer actividades al aire libre, tanto solo como con familia o amigos; así tu estado de ánimo no se verá mermado.

Además, tenemos la oportunidad de cuidar nuestras emociones de una forma natural para que se refleje en nuestra parte física. Esta acción la podemos conseguir gracias al elixir Tryptos-Relax, ya que en su formulación encontramos ingredientes como la ashwagandha o el 5-HTP, que van a ayudar a aumentar los niveles de serotonina y melatonina, así como a adaptarnos ante situaciones de estrés físico y mental.

Que en este otoño encuentres el silencio apropiado para escuchar tu interior.

Compartir en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *