fbpx

Galletas de jengibre navideñas

¿Verdad que habéis visto la foto y os suenan las galletas?

Llega la Navidad y en diferentes películas, series y por supuesto en bandejas de dulces navideños, vemos constantemente este tipo de galletas. Están hechas a base de jengibre y canela.

Es normal verlas con forma de hombrecillo o corazón. Esto se realiza con cortadores de galletas que podrás encontrar en cualquier tienda de cocina y/o hogar. Es muy común decorarlas por encima con fideos de chocolate o azúcar glas, pero en esta ocasión vamos a intentar hacerlas lo más ligeras posible.

Están riquísimas y son muy crujientes, ¿vemos cómo se hacen?

Ingredientes

 

Para estas galletas necesitaremos:

  • 300 gr. de harina integral
  • 100 gr. de azúcar moreno
  • 2 cucharaditas de jengibre molido
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 2 cucharadas de canela molida
  • 100 ml. d  leche de avena
  • Una cucharada sopera de aceite
  • Sal
  • Esencia de vainilla

Elaboración

 

En primer lugar, mezclamos en un cuenco o bol todos los ingredientes secos y dejamos un hueco en el medio. En este hueco, incorporamos todos los ingredientes líquidos. Removemos bien hasta que todos los ingredientes queden bien integrados y consigamos una masa que no se quede pegada en los dedos, sino que sea compacta y fácil de trabajar.

En función de cómo encuentres la masa, podrás añadir más harina para que quede más compacta o más leche para que no quede muy seca. Una vez conseguida la masa, la envolvemos en papel film y la dejamos enfriar en la nevera durante aproximadamente una hora.

Pasado este tiempo, sacamos la masa del frigorífico, le quitamos el papel film y la estiramos con un rodillo. La masa debe de tener medio centímetro de grosor.

Con el cortador de galletas que tengamos, vamos cortando la masa y la vamos colocando en una bandeja para horno con papel de hornear. Cuando hayas cortado toda la masa, metemos las galletas en el horno durante unos 10-15 minutos (dependiendo de la potencia de tu horno) a 180º, con calor arriba y abajo.  

Cuando se hayan hecho, las sacamos del horno y las dejamos enfriar en una rejilla.

¡Qué aproveche! 😉

Compartir en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *