Paté vegano: el acierto para Navidad

pate-vegano

La Navidad está a la vuelta de la esquina y esto trae de la mano muchas dudas acerca de lo que hacer de comer o cenar en fechas tan señaladas como Nochebuena, el Día de Navidad o Nochevieja.

 

Sin embargo, sabemos que hay algo que nunca falla, ya sea en comidas o en cenas: los entrantes. La variedad de los aperitivos o entrantes, hace que nuestros comensales y sus paladares siempre queden satisfechos.

 

Hoy os queremos proponer una opción totalmente vegana de entrante: paté de champiñones y nueces. El picoteo de untar en pan y comer es una delicia, y si es con este paté mucho más.

 

Es un tópico pensar que la preparación de comidas y cenas en estas fechas siempre demora demasiado tiempo, pero más lejos de la realidad, este paté lo podrás hacer en tan solo 15 minutos y está riquísimo. ¿Quieres saber cómo se hace? Sigue leyendo 😉

 

Ingredientes

 

Los ingredientes para hacer este paté son muy económicos y seguro que tienes la mayoría en casa.

Necesitamos:

  • 500 gr. de champiñones laminados
  • 2 dientes de ajo
  • Media cebolla
  • 100 gr. de nueces peladas
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

 

Elaboración

pate-vegano-champiñones

En primer lugar, pela los ajos y la cebolla. Corta la cebolla y los ajos en trozos lo más pequeños posibles y añádelos en una sartén con aceite caliente. Debes pochar ambos ingredientes durante unos minutos en la sartén. A continuación, añade todos los champiñones a la sartén, que estará a fuego medio. Deja los champiñones rehogar hasta que hayan soltado todo el jugo.

 

Por otro lado, debes tostar las nueces durante un par de minutos en el horno a 160º o bien en el microondas durante tres/cuatro minutos.

 

Para finalizar con la receta, añade toda la mezcla de la sartén a la batidora y ve añadiendo poco a poco las nueces junto con una pizca de sal y pimienta al gusto.

 

Este paté se conserva durante, aproximadamente, unos cuatro días en el frigorífico con papel film. A la hora de servirlo, puedes acompañarlo junto con rebanadas de pan normal, integrales o de centeno, como puedes ver en la imagen de portada. Una buena idea es servirlos también con el pan tostado o con picos de pan.

¡No quedarán ni los restos!

 

Compartir en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *